carga-emocional

Yo hago lo mío y tu haces lo tuyo

            No estoy en este mundo para llenar tus expectativas

            Ni tú estas en el mundo para llenar las mías

            Tú eres tú y yo soy yo

            Si causalmente nos encontramos será hermoso

            Si no, no importa.

                                               Fritz Peris

 

En primer lugar tenemos que tomar en cuenta que » La culpa no es una manera natural de comportarse es una Reacción emocional aprendida, que solo puedes utilizarse cuando la víctima le muestra al explotador que es sensible a la culpabilidad,» ( Dyer) .

  • Empieza a mirar el pasado como algo que jamas puede modificarse, sientas lo que sientas  respecto a el. ¡ Sé acabó!. Graba este mensaje en tu conciencia » Mi sentimiento de culpabilidad no cambiara el pasado ni hará que yo sea una persona mejor».
  • Pregúntate a ti mismo lo que estas evitando en el presente por culpa del pasado. Al trabajar en este sentido eliminaras la necesidad de culpa.
  • Empieza a aceptar en ti mismo cosas que tú has escogido pero que le pueden disgustar acierta gente. Así , si tus padres , jefe, vecinos o incluso tu cónyuge toman una posición contraria a la tuya en algo que tu puedes pensar que es muy natural.
  • Trata de enseñarles a las personas que tienen que ver con tu vida y que tratan de manipularte por medio de la culpa de que tu eres muy capaz de enfrentarte con las desilusiones que les provoque tu comportamiento. Una vez que logres desconectar la culpa, la posibilidad de manipularte y de controlarte emocionalmente habrá desaparecido para siempre.
  • Ahora, es necesario considerar que la culpa es una emoción auto-anulante, es una elección personal, es una reacción que podemos controlar si hemos entendido el mecanismo que la produce. Uno puede vivir culpable toda la vida, pero la emoción de sentirse libre de toda culpa es como haber recuperado la inocencia y la creatividad, como cuando después de un día nublado por fin sale el sol.

Finalmente, la culpabilidad es en nuestra cultura una herramientas útil para manipular a los demás y una inútil perdida de tiempo. Una vez desconectado el mecanismo de culpa, desaparece la posibilidad de ser controlado y manipulado emocionalmente.

No es la experiencia del día de hoy lo que vuelve locos a los hombres. Es el remordimiento por algo que sucedió ayer, y el miedo a lo que nos pueda traer el mañana..

Hay dos días en la semana que no me preocupan. Uno de esos días es ayer …y otro día que no me preocupa es el mañana.

No hay nada mejor que la sabiduría y la fuerza para aceptar con serenidad todo lo que no puede ser cambiado, por qué ya paso.

 Decidamos a vivir aquí y ahora sin asociaciones negativas del pasado.