“Protegernos contra la derrota es algo que está en nuestras propias manos.” SUN TZU

Recuerdo como si fuera ayer las reuniones de los lunes al jefe sentado en la cabecera de la mesa intentando motivarnos, complicado un lunes a las nueva, y exigiéndonos a todo el equipo de consultores que debíamos  ser más  creativos.  ¿En qué? ¿Para qué?  Y  ¿Por qué?  Estos eran algunos de los pensamiento que la mayoría  de nosotros compartíamos en silencio, sobre todo ¿Por qué?, ya que el problema era que los de arriba no fomentaban para nada este tipo de actitudes. De hecho cuanto proponíamos algo innovador sabias de antemano que nunca se pondría en marcha. Los mensajes de los directores caían en saco roto.  Primera Incoherencia.

Otro de los problemas, siempre bajo mi punto de vista, era el ambiente que se respiraba, yo lo defino como rancio y frío. Las instalaciones también transmitan este tipo de mensaje a nuestro inconsciente. Difícil generar una actitud creativa en un ambiente así por más que” tú lo seas”. Más incoherencias corporativas.

¿No crees que los pensamientos están influenciados por el estado emocional en el que se encuentras? ¿Crees que el ambiente influye es tu estado anímico? Cuando uno está deprimido, sus pensamientos son completamente diferentes de cuando se siente feliz. Cuando uno se siente creativo, sus ideas son completamente diferentes de cuando siente que no lo es.

tic-toc21Los científicos han establecido que las respuestas fisiológicas pueden ser alteradas de forma consciente. Que podemos condicionarnos para disparar un patrón químico en particular en nuestro cerebro que afectará positivamente a nuestras actitudes y pensamientos. Por lo que no hay nada más dañino para un actitud creativa que los miedos, inseguridades y dudas (MIDS), y sin embargo la mayoría de nosotros permitimos que los MIDS controlen nuestras vidas.

Es mucho más productivo aprender a controlar nuestros MIDS, para poder transformar las actitudes negativas destructivas en una realidad nueva y positiva. Para hacerlo solo tenemos que reconocer los sentimientos negativos y luego concentrar nuestra energía en aquello por lo que lo queremos sustituir.

Prescott Leckey, un pionero de la psicología de la auto-imagen, desarrollo un método que consistía en conseguir que un sujeto viera que algún concepto negativo suyo era incoherente con alguna otra creencia firmemente arraigada. Leckey creía que los seres humanos tienen una necesidad inherente de coherencia (y yo también). Si un pensamiento es incongruente con otras ideas y con posiciones más fuertes, la mente lo rechazará.

Os propongo un sencillo ejercicio denomina TIC-TOC basado en el trabajo de Leckey que está diseñado para ayudarnos a superar nuestros miedos, dudas e inseguridades.

  1. Concéntrate y anota aquellos pensamientos negativos que impiden que tu objetivo se haga realidad. Escríbelos debajo de TIC
  2. Siéntate tranquilamente y examina los pensamientos negativos. Date cuenta de la forma en que estas dando la vuelta a las cosas de forma irracional y exagerándolas fuera de toda medida.
  3. Sustituta cada pensamiento subjetivo y negativo por uno positivo y objetivo. Escríbelos debajo de TOC.

Cuando hayas utilizado el TIC- TOC durante cierto tiempo, encontrarás que sustituyes mentalmente tus pensamientos negativos en positivos. Cuando experimentes dudas o miedos, los utilizarás como una señal de alerta para buscar pensamientos positivos.

Si adoptas la costumbre de recordar tus éxitos y buenas cualidades personales y profesionales y prestar menos atención a tus fracasos, empezarás a experimentar más éxito del que jamás hubieras creído o imaginado.

 

El éxito cría éxito.

Fuente: THINKERTOYS